Noticias

10 DIC

¿Cómo celebrar la Navidad?

Llega el mes de diciembre y todos en familia, de alguna u otra manera, se comienzan a alegrar porque se acerca la Navidad, pero ¿cómo debemos prepararnos para celebrar este gran acontecimiento?
¿Cómo celebrar la Navidad?

La celebración de la Navidad tiene su principio en el Nacimiento de Jesús, como nos lo narran los Evangelios, particularmente san Lucas: “María y José estaban en Belén… María estaba embarazada y mientras estaba allí, se le llegó el tiempo de dar a luz, y tuvo a su hijo primogénito, al cual envolvió en pañales, y lo recostó en un pesebre, porque no alcanzaron lugar donde hospedarse” (Lc 2,6-7).

El sentido

Llega el mes de diciembre y todos en familia, de alguna u otra manera, se comienzan a alegrar porque se acerca la Navidad. En algunos casos se comienza por sacar y desempolvar las figuritas del nacimiento, las esferas, el árbol (si es artificial), limpiar la casa, pensar en los regalos, los aguinaldos, la cena, la familia que se reúne. Pero considerando, no obstante lo que para nosotros significa celebrar la Navidad, puede tener un mayor sentido si le damos el toque especial cristiano. Celebrar la Navidad cada año implica para nosotros una preparación en familia, y ésta comienza desde preparar la corona de Adviento, esperando el nacimiento del Señor. Prepararse consiste en disponer nuestro corazón en donde ha de nacer el Salvador y comunicar ese acontecimiento a los que me rodean por medio del testimonio.

Por fin el día de la Navidad está a la puerta, pero las prisas y el tiempo ya no nos asustan porque nos preparamos espiritualmente en familia para la celebración. Lo primero que no se debe perder de vista es que en la Navidad celebramos el Nacimiento de Nuestro Señor Jesucristo, salvador del mundo, enviado de Dios a nuestras vidas, para devolvérnosla amistad que habíamos perdido desde el pecado de nuestros primeros padres.

Con un corazón bien dispuesto a celebrar la Navidad, como los pastores y los ángeles que adoraron al Señor, cantemos en familia un “Gloria a Dios en el cielo” (Lc 2,14) en acción de gracias por el don más grande que Dios le haya otorgado a la humanidad que es su propio Hijo, Nuestro Señor Jesucristo.

¿Cómo prepararnos?

No perdiendo de vista este objetivo central, podemos pensar en algunas acciones para realizarlas en familia que nos pueden ayudar a celebrar de la mejor manera esta solemnidad:

  1. Con tiempo, elaborar la corona de Adviento y llevarla a bendecir el primer domingo de este tiempo, y después colocarla en un lugar céntrico, por ejemplo, en el comedor, y encender las velas cuando la familia se reúna a comer; teniendo cuidado de apagarlas y encenderlas cuando sea necesario para no provocar accidentes.
  2. Preparar el nacimiento y el árbol.
  3. Hacer la novena de Navidad o las posadas, el rezo del rosario, pedir posadas, las piñatas.
  4. Participar en la Misa los cuatro domingos anteriores a la Navidad y el día de Navidad, esperando que sea éste el propósito para asistir juntos en familia a las misas de todos los domingos, si es que no se hace así.
  5. Organizar la cena de Navidad, para que después de la Misa todos convivan.
  6. Explicarles a los niños el verdadero sentido de la Navidad, considerando que no se trata de una fiesta para comprar solamente.
  7. El mejor regalo para la familia puede ser la oración de unos por otros, pidiéndoles al Señor recién nacido que nos conceda corregir todo aquello que como ideas o actitudes, no nos permiten crecer como una familia auténticamente cristiana; la falta de testimonio, la poca cercanía. Una oración particular por la paz y el progreso en nuestro país, entre muchas otras.

 

Artículo publicado en la revista La Familia Cristiana, Diciembre 2018. Autor Juan Carlos Espinosa, SSP.

Volver a noticias