Noticias

05 NOV

El Sínodo panamazónico propone

Se hicieron muchas propuestas, concentradas en la invitación, a partir de “la única conversión al Evangelio vivo, que es Jesucristo”, a cambiar nuestras actitudes en cinco dimensiones: una conversión integral, pastoral, cultural, ecológica y sinodal.
El Sínodo panamazónico propone

Mons. Felipe Arizmendi Esquivel , Obispo Emérito de San Cristóbal de las Casas.

VER

Ha concluido en Roma la Asamblea Especial del Sínodo de los Obispos sobre la Región Panamazónica con el tema “Amazonía: Nuevos Caminos para la Iglesia y para una Ecología Integral”. Se hicieron muchas propuestas, concentradas en la invitación, a partir de “la única conversión al Evangelio vivo, que es Jesucristo”, a cambiar nuestras actitudes en cinco dimensiones: una conversión integral, pastoral, cultural, ecológica y sinodal.

Las propuestas se agrupan en cinco capítulos. El primero se titula Amazonía: de la escucha a la conversión integral. Tiene estos apartados: La voz y el canto de la Amazonía como mensaje de vida. El clamor de la tierra y el grito de los pobres. La Iglesia en la Región Amazónica. Llamados a una conversión integral.

El segundo: Nuevos caminos de conversión pastoral, con estos subtemas: La Iglesia en salida misionera. Iglesia samaritana, misericordiosa, solidaria. Iglesia en diálogo ecuménico, interreligioso y cultural. Iglesia misionera que sirve y acompaña a los pueblos amazónicos. Iglesia con rostro indígena, campesino y afrodescendiente. Iglesia con rostro migrante. Iglesia con rostro joven. Iglesia que recorre nuevos caminos en la pastoral urbana. Una espiritualidad de la escucha y el anuncio. Nuevos caminos para la conversión pastoral.

El tercero: Nuevos caminos de conversión cultural, con estos subtítulos: El rostro de Iglesia en los pueblos amazónicos. Los valores culturales de los pueblos amazónicos. Iglesia presente y aliada de los pueblos en sus territorios. Y presenta un tema de particular interés, con dos puntos: Caminos para una Iglesia inculturada: La vivencia de la fe expresada en la piedad popular y la catequesis inculturada; el misterio de la fe reflexionado en una teología inculturada. El No. 54 habla de la teología india. Luego expone: Caminos para una Iglesia intercultural, con estos puntos: El respeto a las culturas y a los derechos de los pueblos. La promoción del diálogo intercultural en un mundo global. Los desafíos para la salud, la educación y la comunicación. Nuevos caminos para la conversión cultural.

El cuarto: Nuevos caminos de conversión ecológica, con estos subtemas: Hacia una ecología integral desde la encíclica Laudato si’: Amenazas contra el bioma amazónico y sus pueblos. El desafío de nuevos modelos de desarrollo justo, solidario y sostenible. Y, como respuesta, propone: Iglesia que cuida la “casa común” en la Amazonía: La dimensión socio-ambiental de la evangelización. Iglesia pobre, con y para los pobres desde las periferias vulnerables. Sugiere: Nuevos caminos para la promoción ecológica integral: Interpelación profética y mensaje de esperanza a toda la Iglesia y todo el mundo. Observatorio Socio Pastoral Amazónico.

El quinto: Nuevos caminos de conversión sinodal, con estos apartados: La sinodalidad misionera en la Iglesia Amazónica: La sinodalidad misionera de todo el Pueblo de Dios bajo la guía del Espíritu. Espiritualidad de comunión sinodal bajo la guía del Espíritu. Hacia un estilo sinodal de vivir y de obrar en la región amazónica. Y es aquí donde aborda los temas más delicados: Nuevos caminos para la ministerialidad eclesial: Iglesia ministerial y nuevos ministerios. La vida consagrada. La presencia y la hora de la mujer. Diaconado permanente. Itinerarios de formación inculturada. La Eucaristía fuente y culmen de comunión sinodal. Finalmente, aborda Nuevos caminos para la sinodalidad eclesial: Estructuras sinodales regionales en la Iglesia amazónica. Universidades y nuevas estructuras sinodales amazónicas. Organismo Eclesial Regional Postsinodal para la región amazónica. Rito para los pueblos originarios.

La propuesta No. 111, que sugiere ordenar sacerdotes a hombres casados, es la que recibió más votos en contra: 41, con sólo 128 votos a favor; 11 se abstuvieron. La otra con muchos votos en contra fue la 103, que propone ordenar diaconisas: 30 votaron en contra y 137 a favor; 14 abstenciones. La propuesta 119, para crear un rito amazónico, dentro del culto católico, tuvo 29 votos en contra y 140 a favor; 12 abstenciones. A pesar de esto, todas las propuestas fueron aprobadas por las dos terceras partes de los 181 sinodales. En un próximo artículo, abordaré estos puntos.

PENSAR

Algunos se extrañan de que este Sínodo esté promoviendo una Iglesia más encarnada en la realidad de esa zona del planeta, como si esto fuera algo novedoso, algo original del Papa Francisco. No es así. El Decreto Ad gentes del Concilio Vaticano II prescribe que debe haber iglesias autóctonas, no autónomas, y describe sus características:

“Deben crecer de la semilla de la Palabra de Dios en todo el mundo Iglesias particulares autóctonas suficientemente fundadas y dotadas de propias energías y maduras, que, provistas suficientemente de jerarquía propia, unida al pueblo fiel, y de medios apropiados para llevar una vida plenamente cristiana, contribuyan, en la parte que les corresponde, al bien de toda la Iglesia. El medio principal para esta plantación es la predicación del Evangelio de Cristo. Para anunciarlo envió el Señor a sus discípulos a todo el mundo, a fin de que los hombres, renacidos por la Palabra de Dios, ingresen por el bautismo en la Iglesia, la cual, como cuerpo del Verbo Encarnado que es, se alimenta y vive de la Palabra de Dios y del pan eucarístico” (No. 6).

ACTUAR

Aunque muchos no vivimos en la Amazonía, sin embargo sus propuestas nos incumben, no sólo para proteger esa región, sino para avanzar también nosotros hacia una conversión integral, pastoral, cultural, ecológica y sinodal.


COMPRA AQUÍ EL DOCUMENTO FINAL DEL SÍNODO DE LOS OBISPOS, AMAZONÍA: NUEVOS CAMINOS PARA LA IGLESIA Y PARA UNA ECOLOGÍA INTEGRAL

 

Volver a noticias